Saltar al contenido

Fotones en la Atmósfera

Al llegar a la Tierra el fotón se encuentra con la atmósfera, esa mezcla de gases, dominada por nitrógeno, oxígeno, argón, vapor de agua y algunos otros componentes, que engloba a nuestro planeta y que nos separa del espacio interplanetario. La interacción de los fotones con la atmósfera da pie a muchas reacciones físicas a nivel atómico y molecular, que pintan el cielo de muchos colores.

Sin embargo, no todos los fotones están invitados a llegar a nuestros ojos. Los gases de la atmósfera son los encargados de decidir quién pasa y quien no. La atmósfera marca el final del camino para los fotones ultravioleta, pues el ozono, un gas compuesto por tres átomos de oxígeno, que constituye apenas una millonésima parte de toda la atmósfera, se encargará de impedirles la entrada; un punto a favor de nosotros ya que la luz ultravioleta es muy dañina para la vida.

El nitrógeno y el oxígeno, dos de los gases más abundantes también entran al juego, o mejor dicho, sus átomos son los que juegan. La luz azul proveniente del Sol interactúa más con estos gases, es decir, se dispersa. La luz roja y amarilla pasa más fácilmente. Cuando los fotones tienen que pasar entre muchísimos átomos, como ocurre al atardecer, los fotones azules son absorbidos casi en su totalidad; pocos llegarán a nuestros ojos. Todo lo contrario a lo que ocurre con los de color rojo o naranja, que dominan el ocaso.

Nuestro fotón en cuestión ha sobrevivido a su encuentro con los gases de la atmósfera y ha recorrido los 100 kilómetros de espesor de ella, hasta tocar la delicada superficie de una hoja.


planeta saturno astrofísicos en acción effectomx

10 datos de Saturno

Maratón Messier