Saltar al contenido

Jugar fútbol en otros planetas

Hola amigos  de Astrofísicos en Acción y amantes del futbol. Durante treinta días los ojos de todo el mundo estarán mirando a Rusia, cautivando nuestra imaginación y nuestra pasión. Nosotros mismos no podemos pensar en otra cosa y por eso hicimos este video.

El futbol asociación

Es algo relativamente nuevo, establecido apenas hace poco más de 150 años. Y sin embargo, hoy en día es practicado por más de doscientas sesenta y cinco millones de personas de forma profesional o semiprofesional. Mil millones de personas vieron por televisión la final de la Copa del Mundo de dos mil catorce.

El futbol se ha convertido en un aspecto muy importante de la cultura humana, casi un lenguaje universal. Desde sus inicios en las escuelas de Londres, fue llevado a cada rincón del mundo por comerciantes, empresarios y aventureros.

La necesidad de ir más allá y romper nuestros límites es parte de nuestra naturaleza humana. Cuando exploramos otros mundos llevamos con nosotros cada rasgo de nuestra cultura. Al espacio hemos llevado nuestra literatura, nuestro lenguaje y nuestra gastronomía. ¿Podrá el fútbol llegar al espacio también, o será algo que se quedará en la Tierra?

El fútbol es lo que es gracias a la gravedad y a la resistencia del aire. Cuando dominas un balón, cuando haces un chanfle para clavarla en el ángulo, en realidad estás jugando con la gravedad de la Tierra y el contacto de las moléculas del aire con el balón.

Fútbol en Júpiter

Vámonos a Júpiter. El planeta más masivo del sistema solar ejercería una fuerza tres veces mayor que la de la Tierra en su superficie. Pero no olvidemos que cada gramo cuenta. Para patear un balón necesitas levantar tus huesos, tus zapatos y el propio balón con las fuerzas de tus músculos. En Júpiter necesitarías aplicar casi cinco veces más fuerza para imprimirle la misma velocidad al balón. Sería equivalente a patear una roca de 2 kilogramos en la Tierra, y muchos dedos rotos.

Mercurio

En la Tierra, un portero profesional puede despejar el balón y hacerlo llegar hasta la portería contraria, digamos, unos 90 metros pero en Mercurio, un despeje equivalente haría que el balón cubriera una distancia tres veces mayor.

La Luna

Una portero top como Neuer, De Gea, u Oblak no tendría inconveniente para cubrir 300 metros de un solo despeje. En la Luna esta distancia no te costaría trabajo cubrir medio kilómetro de un solo despeje. Más o menos, es como si todos los jugadores de repente se convirtieran en Roberto Baggio tirando un penal.

Tal vez lo único que haría más atractivo el juego en la Luna es la altura que podrías alcanzar, pues en la Luna, tu peso se vería reducido en un 83 por ciento comparado con la Tierra. ¡De un salto vertical podrías despegarte tres metros del suelo! En otros cuerpos menores del sistema solar, la altura sería todavía mayor. De hecho, en el cometa Churyumov-Gerasimenko, un salto sería suficiente para salir flotando al espacio.

El balón

No olvidemos que los balones se llenan con aire; de acuerdo con las reglas de la FIFA, un balón debe inflarse a una presión de 0.6 a 1.1 atmósferas. La atmósfera de la Luna es tan poco densa, que podrías pasar toda tu vida bombeando gas y nunca llenarías el balón. Así que tendríamos que inflar los balones en la Tierra y llevarlos inflados hasta allá. Y esto habría que hacerlo con muchísimo cuidado, porque cualquier contacto con  el vacío del espacio los haría explotar debido a la diferencia de presión.

En planetas como Venus se podría inflar un balón como aquí en la Tierra, pero cuidado: la atmósfera de Venus está compuesta principalmente por dióxido de carbono, gas que en altas concentraciones es letal. ¡Así que no se te ocurra inflar el balón con tus pulmones!

Los jugadores

Por supuesto que al imaginarnos todos estos escenarios, hemos supuesto que de alguna manera los jugadores están resguardados del clima espacial. Ya que en la Luna y Mercurio  tendremos que hallar la forma de resguardarnos de los rayos cósmicos y el viento solar… ¿tal vez en el fondo de un cráter? ¡Ah! y en Venus habría que cuidarnos de las comunes lluvias de ácido sulfúrico.

Es claro que para jugar fútbol en otros mundos tendríamos que cambiar las reglas del fútbol, hacer canchas más grandes u obligar a los jugadores a usar casco. Así que cuida la Tierra, es el único planeta donde existe el fútbol.


Más videos

Super Luna Trish Luna

SuperLuna

La exploración de Marte